Los Testigos de Jehová enseñaron el concepto egipcio y babilónico sobre el corazón

Cuando los testigos de Jehová fueron enseñados por sus líderes que la práctica médica de los trasplantes de órganos no era permitida por Dios, porque era lo mismo que canibalismo, sus líderes se dedicaron a publicar noticias negativas contra los trasplantes. Esta táctica de crear terror a un procedimiento médico ya había sido aplicado por esta organización cuando se opuso a la vacunación. La organización propagaba la idea de que, al vacunarse, el individuo perdería la razón, o podría convertirse en un criminal. Recordemos que ellos  consideraron las vacunas como  antibíblicas entre 1929 y 1952.

Algunas de las tácticas antivacunación se volvieron  a aplicar para crear terror en los trasplantes de órganos, y en particular en lo que se refiere al trasplante de corazón. Por ejemplo, en 1971, la principal revista de los Testigos de Jehová, La Atalaya, publicó el 1 de Agosto un artículo titulado “¿Cómo está su CORAZÓN?”, donde se afirmaba que la Biblia enseña que el corazón no es meramente un órgano que bombea sangre, sino que es también el centro de las emociones y las decisiones. Según la revista, el odio y el amor brotan de este órgano. Abajo mostramos algunas porciones del artículo:corazonAtalaya1971

Note que la revista dijo que era un error  lo que hacía mucho la rama de la  fisiología ya  había establecido, que el corazón es simplemente una bomba carnal que nada tiene que ver la generación de amor o el odio, o de alguna emoción. Esto creían las primeras civilizaciones, como los egipcios y babilonios,  y los judíos no eran la excepción (Deuteronomio 6:5; Ester 6:6; Jeremías 31:33). Mostraremos dos ejemplos, uno del Antiguo Testamento, y otro del Nuevo:

Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? (Jeremías 17:9; RV1960)

que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. (Romanos 10:9; RV1960)

Según un diccionario bíblico:

La gente de la antiguedad entendió la función física del corazón de manera diferente que la gente moderna. Desde el punto de vista de ellos, el corazón fue el órgano central que movía el resto del cuerpo. En la antiguedad la gente comía para fortalecer el corazón y así revivir el cuerpo. Abraham ofreció alimento a sus huéspedes cansados para poder “sustentar sus corazones” y después siguieron su camino (Génesis 18:5).

Y otra referencia también dice:

El corazón llegó a ser el foco de todas las funciones vitales del cuerpo; incluyendo tanto la vida espiritual como intelectual.

Pero en el siglo XX  ya  hacía mucho  que se sabía que  la mente es la responsable del pensamiento y las emociones. No obstante, la Atalaya le atribuía algunas de estas funciones al corazón, descontextualizando información para su propósito (lea abajo):

corazon_bomba

El_Corazon_Watchtower

Los teólogos a partir de la era moderna rechazan  que estos atributos al corazón, que  la Biblia menciona, deban asumirse literalmente. Pero los líderes del jehovismo de la Sociedad Watchtower se valieron de este entendimiento antiguo e ignorante para afirmar que si alguien aceptaba un corazón por trasplante, podría tener problemas de personalidad porque podría adquirir las características de la persona que poseyó tal corazón. Lea usted mismo abajo cómo   escribió esta igorante barbaridad La Atalaya:

corazon3

Entonces, el objetivo del jehovismo watchtoweriano era inculcarle  de que si usted se trasplantaba un corazón, podía volverse afeminado, si el corazón perteneció a  una mujer, o podía volverse violento si el corazón del antiguo dueño fue de una persona violenta, y así sucesivamente. Tal afirmación absurda y sin ningún soporte científico estaba siendo usada por los líderes jehovistas con el objetivo de incentivarle miedo a los trasplantes.

Los líderes de los Testigos de Jehová cambiaron su postura contra los trasplantes en 1980. Después de eso, en una edición    La Atalaya de 1986  se publicó un artículo sobre el corazón, adoptando el entendimiento moderno común de los teólogos cristianos, pero sin mencionar el error que antes había propagado la revista. Leamos abajo algunas porciones del artículo  titulado  “Resueltos a Servir a Jehová con Corazón Completo”, de la Atalaya del 1 de Agosto de 1986

Atalaya_Agosto_1_1986

Podemos ver que La Atalaya citó un dicionario teológico de académicos pertenecientes a lo que los testigos de Jehová llaman despectivamente “cristiandad”, para confirmar que en la Biblia, este corazón como centro de las emociones, debe actualmente entenderse figurativamente, y no como que literalmente en el órgano cardiaco residen el amor o el odio. La Atalaya reconoció que eso era lo que  creían los egipcios y babilonios. No obstante, esta enseñanza egipcia y babilónica era la que estaba siendo propagada por la revista La Atalaya en 1971, y en aquella edición de 1986, la revista limpió su mugre intelectual, sin mencionar el error que había cometido antes, al haber intentado desacreditar a la “fisiología ortodoxa”. La organización de los Testigos de Jehová cuenta con buenas bibliotecas, por lo tanto, podía muy bien haber entendido correctamente el asunto usando los diccionarios teológicos de la cristiandad. Pero durante el tiempo que prohibieron los trasplantes, prefirieron un razonamiento obsoleto para reforzar su doctrina.  Paradójicamente, los líderes jehovistas dicen que desde 1919 fueron libertados por Jehová de las doctrinas babilónicas:

El capítulo 14 de Revelación pasa a describir otros sucesos que van a ocurrir en la hora de juicio. Primero habla de Babilonia la Grande, el imperio mundial de la religión falsa, al decir: “Otro, un segundo ángel, vino después, diciendo: ‘¡Ha caído! ¡Babilonia la Grande ha caído […]!’” (Revelación 14:8). Desde el punto de vista de Dios, Babilonia la Grande ya ha caído. En 1919, Jehová liberó a sus siervos ungidos de la esclavitud a las doctrinas y prácticas babilónicas, las cuales han dominado a pueblos y naciones durante milenios (Revelación 17:1, 15). A partir de ese momento pudieron dedicarse a promover la adoración verdadera, y desde entonces se ha llevado a cabo la predicación mundial de las buenas nuevas del Reino de Dios (Mateo 24:14). (La Atalaya, 1 de Octubre del 2005, “Manténganse alerta: la hora de juicio ha llegado”, párrafo 16)

Sin embargo, no fue sino hasta 1986 que los testigos de Jehová dejaron de propagar la enseñanza babilónica de que el corazón literalmente era la fuente de las decisiones y emociones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s