La Estrategia de Guerra Teocrática: Mentir para Salvar a la Organización

La estrategia de guerra teocrática es una forma de mentir que tienen permitida los testigos de Jehová. Ellos han sido aconsejados por sus líderes que a veces es necesario mentir para salvar la predicación que ellos realizan. Leamos cómo definen esta estrategia sus líderes mediante su revista oficial La Atalaya:

…Así que en tiempo de batalla espiritual es apropiado mal aconsejar al enemigo al esconder la verdad.
…Hoy los siervos de Dios están ocupados con una guerra, una guerra teocrática y espiritual, una guerra ordenada por Dios en contra de las fuerzas espirituales malignas y en contra de las enseñanzas falsas. …En todo tiempo ellos deben ser muy cuidadosos de no divulgar cualquier información al enemigo que pudiera usar para dificultar el trabajo de predicación.(“Use la estrategia teocrática de guerra”, de la edición en inglés de  La Atalaya del 1 de mayo, 1957, páginas 285-286 del tomo de 1957)

Vários personajes bíblicos han sido acusados de mentir, tales como Jacob, Rahab, los gibeonitas, David y otros, pero no hay un registro bíblico de que ellos llegaran a tener desaprobación divina por esto  (edición en inglés de La Atalaya, del 1 de Octubre de 1954, “Christians Live the Truth”)

Esto es precisamente   lo que ha aplicado Geoffrey Jackson, miembro del cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová, cuando fue interrogado el 14 de Agosto de 2015, por la Real Comisión de Australia, que ha investigado los asuntos relacionados al ocultamiento de abusos sexuales por parte de la organización jehovista en Australia. Usted puede leer la transcripción entera (en Inglés) del interrogatorio, bajando el archivo referente al 14 de Agosto. Ahí se puede leer que el consejero superior de la Real Comisión, Angus Stewart, le preguntó a Geoffrey Jackson si los miembros del Cuerpo Gobernante se consideran el vocero de Dios en la tierra. La respuesta de G. Jackson, con la Biblia en mano, fue:

“Creo que eso…parecería ser muy presuntuoso, decir que nosotros somos los únicos voceros que Dios está utilizando….”.

GeoffreyJAgnusS

https://www.youtube.com/watch?v=nuWT4flyl-k

Por supuesto, G. Jackson trató de engañar al consejero superior. Porque quien tiene conocimiento de lo que el cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová publica de sí mismo, sabe que ellos se consideran el único vocero de Dios en la tierra. Se consideran el único conducto terrenal que Jehová Dios usa para sumistrar instrucciones y conocimiento bíblico. Tal como G. Jackson lo explicó ante la Comisión, ellos consideran que el cuerpo gobernante es “el esclavo fiel y discreto” mencionado en Mateo 24:45.

Vamos a citar la revista La Atalaya, que es de responsabilidad del cuerpo gobernante, para demostrar que este grupo que lidera la organización jehovista, sí se consideran el único vocero de Dios y que nadie puede cuestionar sus instrucciones y enseñanzas. Por ejemplo, La Atalaya del 1 de Octubre de 1994, mencionó en la página 8 que sólo por medio de ellos se puede entender la Biblia:

wt1994

Otro ejemplo lo tenemos en La Atalaya del 15 de Noviembre de 2009, en el párrafo 5 de la página 14, donde se dijo que nadie puede cuestionar al cuerpo gobernante:

wt2009

Entonces, esto es un ejemplo de cómo Geoffrey Jackson, miembro  del “cuerpo gobernante”, miente a la Real Comisión para que no se crea  que son “presuntuosos”.  Pero sus propias publicaciones los delatan, y no hay duda de que el cuerpo gobernate es soberbio al autodenominarse  el único vocero de Dios. Pero G. Jackson sabe que admitir esta doctrina ante el mundo, lo haría verse ridículo, lo cual prueba que hasta él, como miembro del cuerpo gobernante,  siente vergüenza de hacerles creer a los Testigos que él y sus colegas son el único canal terrestre  de Dios.
Ahora leamos otra porción de la transcripción (traducida por esta página), en donde se le pregunta a G. Jackson sobre cómo  la organización ve el castigo físico a los niños:

A. Stewart: ¿Usted acepta el castigo corporal?
G. Jackson: No.
A. Stewart: ¿No es así?
G. Jackson: No, no personalmente, ni como organización. Nosotros no lo alentamos.
A. Stewart: ¿Pero ustedes no lo prohiben?
G. Jackson: Nuestra literatura ha aclarado que el verdadero camino para disciplinar a los hijos es por educarlos, no por castigo corporal. Su Señoría, yo únicamente puedo decirle el espíritu que hay detrás de nuestras publicaciones

Sin embargo, aqui le podemos mostrar dos porciones de artículos publicados por la revista “La Atalaya”, uno en el año de 1979 y el otro en 2006, que no concuerdan totalmente con lo que declaró este miembro del cuerpo gobernante:

En Proverbios 13:24 se describe una importante prueba de amor paternal: “El que retiene su vara odia a su hijo, pero el que lo ama es el que de veras lo busca con disciplina.” Una pauta bíblica similar declara: “La vara y la censura son lo que da sabiduría; pero el muchacho que se deja a rienda suelta le estará causando vergüenza a su madre.”—Pro. 29:15. La disciplina que aquí se menciona no significa simplemente castigo físico, aunque en ciertas ocasiones eso es lo que se necesita. Los hijos tienen que saber no solo lo que deben hacer y lo que deben abstenerse de hacer, sino también por qué ciertas cosas son correctas o incorrectas. En otras palabras, la disciplina eficaz de los hijos requiere consejo correctivo que los hijos acepten como correcto.(La Atalaya, 1 de Setiembre, 1979, artículo: “Nuestros hijos… una herencia de parte de Jehová”)

Con respecto a la disciplina, la Biblia afirma: “La vara y la censura son lo que da sabiduría” (Proverbios 29:15). Al mismo tiempo reconoce que no todos los niños necesitan un castigo físico. Por ejemplo, Proverbios 17:10 señala: “Una reprensión obra más profundamente en un entendido que el golpear cien veces a un estúpido”. (La Atalaya, 1 de Noviembre de 2006, artículo: “Consejos infalibles para la crianza de los hijos”)

Podemos ver que la respuesta de G. Jackson fue engañosa, ya que las publicaciones de la organización sí aceptan el castigo corporal como disciplina. Es verdad que ellos no dicen que es el único camino, pero sí lo aceptan. Entonces, la respuesta de G. Jackson no fue sincera.

Anuncios

  1. Garnata

    La Royal Commision entendió que Jackson quiso decir que el cuerpo gobernante no era el único vocero verdadero de Jehová. Por tanto Jackson mintió; es decir, el cuerpo gobernante mintió; o sea, el esclavo fiel y discreto mintió. Y muchos testigos que han visto el video se han espantado de las palabras de Jackson, tanto que ya este domingo se han visto muy vacíos los salones. Tanto, que ancianos han tenido que decir desde la plataforma que no se haga caso a las mentiras que sobre el asunto esparcen los apóstatas, a sabiendas de que esto no es cosa de apóstatas ni de que nadie persigue a lo testigos de Jehová, que lo que ocurre es que en Australia se han detectado más de mil casos de corrupción de menores, algo que ni en el catolicismo, cuyos miembros son mayoría, se ha dado.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s