¿Estudiar en la universidad, es como dispararse una bala en la cabeza?

Es muy probable que el título de este artículo parezca ridículo, porque a nadie se le ocurre que el estudiar en una universidad sea equivalente a cometer suicidio. Sin embargo, el cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová considera que recibir educación superior es muy peligroso para los miembros de esta secta. Por ejemplo, en una asamblea de Testigos de Jehová, en Mayo del 2005, Gerrit Losch, uno de los miembros del cuerpo gobernante de la organización jehovista dijo algunas cosas como éstas:

GLosch

Si frecuentaras la universidad o no, podría ser un reflejo de tu fe o de tu falta de fe, y podría indicar si realmente  tienes en mente la proximidad de la gran tribulación. Un hecho es indiscutible, el tiempo que queda es corto, como dijo Pablo en 1 Corintios 7:29. Si están actualmente frecuentando la universidad ¿por qué no refleccionan en oración para dejarla y hacer algo mejor?……Quizás digas: “Mira, el hermano tal ha frecuentado la universidad y ahora es pionero [predicador a tiempo completo]”. Es verdad, puede ser que haya sobrevivido a la universidad, se podría decir. Pero, lo que sigue, es una verdadera experiencia acerca de un joven que padeció de un disturbio compulsivo que le impulsaba a lavarse contínuamente las manos, hasta cien veces al día. Este disturbio lo desanimó tanto que, un día, decidió suicidarse. Compró un fusil, lo apuntó a su boca, y presionando el gatillo se disparó. Sin embargo, la bala no lo mató, en cambio, golpeó la parte del cerebro que era responsable de su comportamiento compulsivo. Sobrevivió, y después de días logró vivir una vida normal. Sí, es verdad que sobrevivió, pero ¿recomendarías imitar lo que hizo este joven? De modo análogo, algunos han sobrevivido a la universidad, pero ¿la recomendarías a otros?….(vea y escuche el discurso completo en este video)

No es la primera vez que Gerrit Losch dice algo como eso, y  aunque su comparación nos parezca absurda, no deja de tener algo de razón. La verdad es que la universidad es casi un suicidio para un testigo de Jehová. Porque en la universidad, por lo general, el estudiante  será obligado a razonar, a investigar, a discutir y cuestionar  ideas, a comparar una información de diferentes fuentes. Este ejercicio contínuo que se requiere para aprobar las disciplinas de la mayoría de las carreras universitarias puede ser como un proyectil contra las doctrinas débilmente fundamentadas de la organización de los Testigos de Jehová. El cuerpo gobernante de esta secta lo sabe muy bien, y por eso ataca la educación superior.

Por supuesto, en las sucursales de esta organización, necesitan médicos, abogados e ingenieros, y todos ellos tuvieron que “sobrevivir” a  la universidad para obtener sus diplomas de graduación. Para ellos no va este mensaje, el mensaje de Gerrit Losch está dirigido para la mayoría de ignorantes que son miembros de esta secta. El cuerpo gobernante no quiere que ellos se dediquen a pensar, sino a trabajar gratuitamente para la secta sin cuestionar nada. Para ellos hay que decir que el fin del mundo está cerca, y que no se puede perder tiempo estudiando en una universidad, más bien, hay que trabajar para seguir construyendo edificios para la secta, o salir a predicar para obtener más adeptos, a fin de que  la organización mundial siga creciendo, mientras estos pobres ignorantes tendrán cero para su jubilación.

Entonces, para las mayorías jehovistas que creen que esta secta es la única religión verdadera, están destinados artículos como el de la edición de estudio de la Atalaya del 15 de Octubre de 2013, que se titula “Sirvan a Jehová como esclavos”. Abajo les mostramos unas porciones de la página 15, donde se puede ver una imagen que muestra dos diferentes destinos a escoger.  El camino que la secta promueve, y el camino que es malo para la secta. educ

De lo visto de la figura y de una porción de un párrafo, podemos deducir que el cuerpo gobernante le inculca a sus súbditos a considerar el ejercicio de una profesión obtenida en la universidad como algo poco práctico. El trabajar en una empresa es visto como algo improductivo, mientras que predicar y trabajar como obrero gratis para la secta sería lo correcto para un siervo de Jehová. Sin embargo, la realidad es que hay un porcentaje pequeño de testigos de Jehová que trabajan en empresas, como gerentes,  y hacen lo que señala negatívamente la opción improductiva de la figura. Ellos realmente son los que más aportan en las donaciones que demanda la secta. No obstante, el mensaje de que la universidad no sirve para nada, es para la mayoría; porque ésta mayoría será la que tiene que trabajar gratis para la secta, y así  tendrán millones de obreros a cero costo.

Del párrafo mostrado de la revista La Atalaya, se  puede observar que se ha usado un versículo de la carta de Pablo a los Colosenses que dice:

Cuídense de que nadie los cautive con la vana y engañosa filosofía que sigue tradiciones humanas, la que va de acuerdo con los principios de este mundo y no conforme a Cristo (Colosenses 2:8)

Este versículo se ha usado para apoyar la idea de que la educación superior promueve enseñanzas sin valor.  Sin embargo, calificar a  la educación superior moderna como algo poco práctico, al igual que algunas enseñanzas filosóficas que impartían los sofistas griegos de la época de Pablo, es infame. Más bien, los testigos de Jehová deberían recordar las campañas de su antigua  revista The Golden Age, que vendía la Sociedad Watchtower, donde se propagaba la idea de que los gérmenes no eran malignos, que la vacunación era una violación a la ley de Dios (lea el artículo que trata de este asunto), así como otros absurdos. Entonces, sino fuera por  las universidades que promueven la investigación científica para progresar en conocimiento, la Sociedad Watchtower seguiría imprimiendo las estupideces que publicaba esta revista mediocre y vulgar. No olvidemos también, que en 1971, La Atalaya, que hasta ahora es la principal revista que publican los Testigos de Jehová, decía, al igual que los egipcios y babilónicos de la edad antigua,  que el corazón humano no era méramente una bomba biológica, sino que era un centro donde los pensamientos y emociones se generan. Es decir, enseñaban que el corazón tenía ciertas funciones cerebrales. Y podríamos seguir enumerando una gran la lista de ideas sin fundamento que propaga y ha propagado la Sociedad Watchtower.

¿Quién entonces son los cautivan a los ignorantes con filosofías engañosas?

Si un testigo de Jehová decide buscar el fundamento de muchas de las doctrinas que su organización predica, se llevará desagradables sorpresas. Por ejemplo, ¿tiene algún fundamento racional la doctrina que prohibe ciertas fracciones sanguíneas y otras no? Muchos Testigos de Jehová pierden la vida absúrdamente por creer en esto.

Por ejemplo, si algún Testigo de Jehová decide estudiar Física,  Geología o Geofísica descubrirá que su religión difunde una idea que carece totalmente de fundamento científico. Ésta es la hipótesis de la existencia de una capa llamada dosel que habría sido la responsable de proporcionar la cantidad de agua del Diluvio de Noé. Leamos esto en la Enciclopedia Bíblica Perspicacia, producida por la Sociedad Watchtower:

http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200004582?q=dosel&p=par

Jehová fue quien dispuso que en un principio la tierra se regase por medio de una neblina que subía del suelo, y también fijó las leyes que rigen la evaporación del agua y su precipitación en forma de lluvia. (Gé 2:5, 6; Job 36:27; Am 5:8; véanse LLUVIA; NEBLINA; NUBE.) En el segundo día creativo, produjo una expansión haciendo que parte del agua quedase sobre la tierra y al mismo tiempo elevando un gran dosel por encima del globo. Debió ser la precipitación de ese dosel lo que dio lugar al Diluvio del día de Noé, con el que se destruyó a los inicuos. (Gé 1:6-8; 7:11, 17-24; Isa 54:9.)

Entonces, esta capa de vapor de agua (llamada dosel) sería supuestamente la que habría almacenado suficiente agua, tal que cuando se condensó, produjo un diluvio que cubrió la tierra hasta la montaña más alta, según el libro bíblico de Génesis. Siguiendo este razonamiento, vamos a suponer que en el peor de los casos, la montaña más alta de la tierra fue de un 1 km de altura. Esto significa que el vapor que cubría la tierra tenía que pesar igual que una columna de agua que cubriera una altura de 1 km por toda la tierra. ¿Usted puede imaginarse cuánta presión habrían soportando los habitantes de la tierra?.

canopy_w109647493

A nivel del mar actualmente soportamos  una atmósfera de presión, que equivale a una columna de 10m de agua. Entonces, el dosel propuesto ejercería una presión de aproximadamente  100 atmósferas. Un humano puede soportar como máximo 20 atmósferas de presión por poco tiempo, entonces, sería imposible vivir con 100 atmósferas, además,  tal cantidad de vapor en el cielo sería muy inestable y precipitaría. Pero leamos qué más nos dice la Enciclopedia de la secta jehovista:
http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/1200001150?q=dosel&p=par

El Diluvio ocasionó grandes cambios. Por ejemplo, la expectativa de vida del hombre se acortó rápidamente. Se ha llegado a pensar que las aguas que se hallaban sobre la expansión antes del Diluvio protegían de los efectos dañinos de la radiación, pero que con la desaparición de ese dosel de agua, aumentó la radiación cósmica perjudicial para la composición genética del hombre. Sin embargo, la Biblia no se pronuncia a este respecto. Y, dicho sea de paso, cualquier cambio en el nivel de radiación hubiese incidido de tal modo en el porcentaje de formación del carbono-14 radiactivo, que podría invalidar todas las dataciones basadas en radiocarbono de objetos antediluvianos.

Note que este dosel es usado por los Testigos de Jehová para justificar la longevidad de los hombres antediluvianos relatada en el libro de Génesis, como Matusalén que vivió 960 años. Un relato que ni la Iglesia Católica acepta ya como histórico. También, como las mediciones de carbono 14 no se ajustan a la Biblia, ya que ésta sugiere que el primer hombre apareció hace poco más de 6000 años, y medidas de carbono 14 datan la existencia de hombres mucho más antiguos, esta hipótesis del dosel se usa para salvar la contradicción bíblica. No obstante, ningún ser humano podría haber resistido la vida en un ambiente con tal cantidad de vapor.

Ni siquiera el diluvio sucedió. Por lo menos no con el caracter universal que le impone la Biblia.  Una de las tantas razones para saber que no podría haber ocurrido un diluvio de tal magnitud en todo el planeta es que según la Biblia este tendría que haber sido 2300 años antes de Cristo, aproximadamente. Sin embargo, solo la diversidad de especies que tiene actualmente la selva amazónica muestra la imposibilidad de que  unas cuántas parejas de animales que sobrevivieron en un arca que se estableció en una de las montañas de Ararat en  Armenia,  cruzaran milagrosamente el mar Atlántico para poblar en menos de 1000 años toda la fauna de la selva amazónica. Considere que los arqueólogos estiman que ya habían habitantes humanos en la selva amazónica hace 11200 años, lo cual contradice la cronología bíblica. También es poco probable que las plantas de la tierra hayan podido sobrevivir a un año de una inundación global, tal como lo dice la Biblia. Tampoco hubieran sobrevivido las pinturas hechas por el hombre encontradas en la cueva Chauvet en Francia. Esta cueva tiene más de 20 000 años. ¿Cómo pudo sobrevivir a tantas toneladas de agua?.  La historia bíblica del diluvio no resiste a un análisis serio. Probablemente este mito derivó de una inundación local, y cada cultura la transmitió según su agenda teológica con sus exageraciones. Más información puede verla en estos links:

http://lacienciaysusdemonios.com/2009/12/31/los-problemas-de-noe/

http://lacienciaysusdemonios.com/10-razones-para-no-creer-en/10-razones-para-no-creer-en-el-diluvio-universal/

http://brucegerencser.net/2016/03/a-pictorial-explanation-of-how-many-creationists-view-the-pre-flood-world/

https://www.creationscience.com/onlinebook/FAQ33.html

http://history.howstuffworks.com/history-vs-myth/noahs-ark.htm

Pero esta idea del dosel que cubrió la tierra antes del diluvio, no es original de la secta jehovista, sino que se origina del creacionista Isaac Vail, de su libro titulado “The Earth’s Annular System”, publicado en 1912. Paradójicamente, ahora los Testigos de Jehová no quieren que sean confundidos con los llamados “creacionistas”:

Lo que muy poca gente sabe es que los dirigentes de muchas religiones, así como los llamados creacionistas y fundamentalistas, han transformado el relato bíblico de la creación en una sarta de cuentos que apenas se parecen a la historia original. Esos cuentos, que ni están en la Biblia ni concuerdan con los hechos probados por la ciencia, han llevado a muchos a creer que el relato de la creación no es más que una leyenda. (Despertad, Marzo de 2014, “Lo que nadie le ha dicho sobre la creación”)

No obstante, los Testigos de Jehová creen esencialmente en el mito de la creación del Génesis, y aunque no creen que la tierra de hizo en 6 días literales,  utilizan muchas ideas de estos creacionistas que ellos critican. Por ejemplo, ¿a quién citaron los Testigos de Jehová para desacreditar el método de medición de fechas con carbono 14?. Leamos:

Entre muchos científicos ha recibido extensa aceptación que el método para fechar con radiocarbono muestra que el hombre ya existía por lo menos en el año 50.000 a. de la E.C. Eso está en pugna con lo que dice la Biblia. Pero el físico R. Brown, de la Universidad de Andrews, afirma que este método de fechar con radiocarbono es sumamente inexacto. Después de un estudio de diez años, concluye que la atmósfera de la Tierra no contenía átomos de carbono radioactivo en cantidades significativas antes de 2000 a. de la E.C. y que por eso no se puede utilizar el sistema de carbono radioactivo para asignar fechas a objetos de antes de esa fecha. En algún tiempo alrededor de esa fecha, dice él, es probable que haya acontecido un cambio atmosférico importante que haya resultado en que el carbono radioactivo se haya acumulado en la atmósfera.  Un cambio grande de ese tipo fue el diluvio del día de Noé, que la Biblia indica que tuvo lugar en 2370 a. de la E.C. Sin lugar a dudas esa catástrofe alteró drásticamente las condiciones atmosféricas.—Gén. 7:11, 12. (La Atalaya, 1 de Diciembre de 1977,  “Ponderando noticias”)

Pero ¿quién fue el físico R. Brown? Robert H. Brown, fue un físico adventista creacionista que hacía todo lo posible por defender su religión sacrificando fuertes evidencias científicas. De hecho, tenía que desprestigiar a la técnica de carbono 14 porque él creía que la vida en la tierra no tenía más de 10 000 años, y sabemos que el carbono 14 muestra que la vida animal es muy anterior. La Universidad de Andrews, donde este físico trabajaba es de los Adventistas del Séptimo Día, que para los Testigos de Jehová es una religión falsa. Por consiguiente, los Testigos de Jehová no tienen escrúpulos en citar a pseudocientíficos de otras religiones cuando les conviene. Pero cuando se trata de desacreditar a la Iglesia Católica, ahí sí los Testigos de Jehová aceptan las medidas del carbono 14. Por ejemplo, en el caso de la sábana de Turin, en la que supuestamente Jesús fue envuelto, es considerada una reliquia falsa para los Testigos de Jehová,  y para fundamentar esta posición sí se valen de medidas hechas con carbono 14:

¿Es auténtica la Sábana Santa de Turín?

Lo más famoso de Turín tal vez sea el sudario que, según algunos, envolvió el cuerpo de Cristo. Una guía turística hace este comentario: “La reliquia sagrada más célebre —y más cuestionada— se guarda en la catedral de Turín”. Se exhibe de forma permanente en una de las capillas de la catedral, dentro de una vitrina hermética y a prueba de balas llena de un gas inerte. El libro añade: “Sin embargo, en 1988 se acabó con el mito del lienzo: una medición realizada con radiocarbono indicó que se remonta a lo sumo al siglo XII”. (Despertad 22/7/2001, artículo : “Milán y Turín, encantadores destinos turísticos“)

Por consiguiente, la doctrina  de la Sociedad Watchtower es contradictoria y de doble moral, porque cuando les conviene satanizar  los estudios producto de la educación superior lo hacen, pero cuando les son últiles no escatiman en utilizarlos.

Para terminar vamos a mostrar cómo funciona la lógica de los editores de la Sociedad Watchtower cuando tratan de disculpar engañosamente los errores científicos del libro bíblico de Génesis. Por ejemplo, en Génesis 1,3-5 se dice “Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y atardeció y amaneció en el primer día”. Según esto ya había luz antes de la existencia del sol, ya que la creación del sol y la luna ocurrió en el cuarto día: “Hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche… Y atardeció y amaneció en el cuarto día” (Génesis 1,14-19).  También es incoherente decir que hubo día y noche en la tierra sin la existencia del sol. Peor aún, en Génesis 1,12 se dice “Produjo la tierra hierba verde, hierba que da semilla… árbol de fruto que da fruto, cuya semilla está en él”. Esto indica que la vegetación comenzó a crecer antes de la existencia de la luz solar (porque en Génesis 1,16 se creó el sol). Por consiguiente, el autor pasó por alto que la vegetación necesita de luz solar para sobrevivir por la  fotosíntesis. Cómo explican esta contradicción los Testigos de Jehová? Leamos:

¿Cómo produjo Dios la luz el primer día si las lumbreras no se hicieron hasta el cuarto día? El verbo hebreo traducido “hacer” en el Ge 1 versículo 16 no es el mismo que el que se vierte “crear” y “creó” en los Ge 1 versículos 1, 21 y 27 del capítulo 1 de Génesis. “Los cielos”, que incluían las lumbreras, se crearon mucho antes de que siquiera empezara el “día primero”. Pero su luz no llegaba hasta la superficie terrestre. En el día primero “[llegó] a haber luz” porque la luz difusa atravesó el manto de nubes y se hizo visible en la Tierra, y la rotación de nuestro planeta causó la división entre el día y la noche (Génesis 1:1-3, 5). Las fuentes de dicha luz aún permanecían invisibles desde la Tierra. Ahora bien, durante el cuarto período creativo se produjo un cambio notable, pues el Sol, la Luna y las estrellas empezaron a “brillar sobre la tierra” (Génesis 1:17). “Dios procedió a hacer[las]” en el sentido de que ya se podían ver desde la Tierra. (La Atalaya, 1 de Enero de 2004, “Puntos sobresalientes del libro de Génesis”)

El argumento presentado es infantil y solo puede convencer a un ignorante en materia bíblica y científica. Es verdad que el verbo hebreo usado en Génesis 1:16 es ASAH, mientras que en Génesis 1:1, donde dice que “En el Principio Dios creó los cielos y la tierra”,  el verbo usado es BARA. Sin embargo, el significado es equivalente, porque hacer y crear en este contexto es casi lo mismo. Por ejemplo, en otro pasaje bíblico vemos cláramente que el verbo hebreo ASAH es sinónimo de BARA:

Entre yo y los hijos de Israel es una señal hasta tiempo indefinido, porque en seis días hizo (ASAH) Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día descansó y procedió a refrescarse’”. (Éxodo 31:17)

compare con Génesis 1:1:

En el principio creó (BARA) Dios los cielos y la tierra.

Cláramente el verbo ASAH (hacer) aquí significa lo mismo que BARA (crear). Por lo tanto, cuando en Génesis 1:16 se dice que “hizo (ASAH) Dios las dos grandes lumbreras…”, se refería naturalmente a que Dios las estaba creando. Así, los Testigos de Jehová usan un argumento lingüistico falaz para engañar a sus lectores. La verdad es que el mito del Génesis se basa en una tradición humana que contradice a la ciencia. No hay cómo salvar al autor que escribió que las plantas se crearon antes que el sol y la luna. Por eso es un suicidio para los Testigos de Jehová estudiar en la universidad, porque pocos serán los que sobrevivan al lavado cerebral de su secta.

 

 

 

 

 

Anuncios